Con un doblete de Erling Haaland y un puñado de minutos de Álvarez, el Manchester City venció al West Ham en su debut en la Premier League

Con un doblete de Erling Haaland y un puñado de minutos de Álvarez, el Manchester City venció al West Ham en su debut en la Premier League


El delantero noruego fue la gran figura con un tanto de penal y una prolija definición mano a mano. Por su parte, Julián disputó los últimos 10 minutos del encuentro y tuvo una chance de gol

El Manchester City empezó sufriendo en los primeros cinco minutos con un par de llegadas peligrosas por las bandas del West Ham. Con el correr del tiempo, sin embargo, los visitantes comenzaron a hacerse con la posesión de la pelota y a atacar por el sector de Jack Grealish con el objetivo de buscar un centro preciso a la cabeza del noruego Erling Haaland.

La fórmula estuvo cerca de dar sus resultados a los 20 minutos aunque por la banda opuesta, cuando Phil Foden tomó el balón cerca del área y asistió al ex Dortmund que llegó en velocidad al primer palo pero que no pudo conectar por centímetros.

La insistencia le dio sus frutos al conjunto de Pep Guardiola a la media hora de partido. A diferencia de los anteriores avances, en esa ocasión el City intentó por el medio con un pase filtrado que recibió Haaland, y que en su intento por eludir al arquero, terminó transformando la ocasión clara en un penal que posteriormente transformó en gol con un fuerte disparo al palo izquierdo.

Con el tanto del noruego, que significó el primero oficial en su nuevo equipo, en el último tramo de la primera mitad se abrieron los espacios que hasta antes parecían cerrados producto de la estrategia que había diseñado David Moyes, la cual estaba enfocada en cerrarse atrás y jugar al contraataque.

A diferencia de los primeros 45 minutos, el conjunto local salió al complemento con la intensión de tomar protagonismo. Apretando más adelante, el West Ham forzó algunos errores en defensa que inquietaron después de mucho tiempo al arquero citizenEderson Moraes.

Esa presión, sin embargo, generó algunos huecos que en el primer tiempo no se veían y los de Pep Guardiola no dudaron en aprovecharlos. Fue por medio de un excelente pase filtrado de Kevin De Bruyne que el noruego Erling Haaland volvió a quedar mano a mano contra el arquero. Allí, el joven de 22 años acomodó su cuerpo, abrió el pie y puso la pelota junto al palo más lejano.

A falta de 10 minutos para el cierre del encuentro en el London Stadium, Pep mandó a la cancha a Julián Álvarez para que sume sus primeras sensaciones oficiales en la Premier League en lugar del goleador del encuentro. Muy activo y lanzando varias diagonales para generar espacios para sus compañeros, la Araña buscó una oportunidad para estampar su nombre en el marcador.

El nacido en Calchín tuvo su chance de cara al arco defendido por Alphonse Areola y su remate impactó en la cara de Kurt Zouma, que quedó en el suelo por la potencia del impacto. El City controló las acciones finales cuidando la posesión de la pelota y arrancó con pie derecho la defensa de la corona en la Premier League.